A nuestros lectores...

Mano a Mano se ha enriquecido, hoy presentamos gustosos a nuestra nueva pluma: Pedro Julio Jiménez Villaseñor, esperamos que sea de su agrado y lo disfruten tanto como nosotros.



Un olé para todos.



Pasifae y El Zubi

miércoles, 13 de enero de 2010

EL PRESIDENTE DE LA FEDERACION TAURINA DE CORDOBA DEBERIA DE DIMITIR Y MARCHARSE A CASA


En la foto, Antonio Sanz Llergo, presidente de la Federación Taurina de Córdoba

Por Rafael González Zubieta

Querido y admirado portavoz del grupo de “Cantamañanas” que, injustamente, no otorgaron el Trofeo “Manolete” al torero cordobés José Luis Moreno: me satisface que le haya agradado tanto mi respuesta a su absurdo y obsoleto escrito (lo de obsoleto es por el estilo literario tan decimonónico que utiliza. Amigo…a ver si lee un poco más y actualiza su redacción al siglo XXI), publicado en la Revista de la Federación Provincial Taurina que además creo, que usted preside. Celebro que por fin haya dado la cara, pues ahora se que A. Sanz es en realidad Antonio Sanz Llergo, presidente de la Federación de Peñas Taurinas de Córdoba, y que me haya dicho a la cara lo que piensa de mi persona. Yo sabía que detrás de tanta actitud protocolaria y de las buenas actitudes sociales de su trasnochada literatura, escondía el veneno que ahora escupe. También decirle que tengo la leve sospecha…la duda, de que su capacidad intelectual le haya permitido escribir esta visceral respuesta… y que además es que pienso que no es usted el autor… ¿no se la habrá escrito ese ayudante escribano que tiene ahí y que le escribe todos los folletos de la Federación….? Le digo esto porque a pesar de que me llame tonto no lo soy, y compruebo con fruición que la redacción y el estilo literario de este escrito y el anterior suyo son diametralmente distintos… No hiere pues quien quiere sino quien puede, y usted señor Antonio Sanz Llergo, no tiene capacidad intelectual ni cultural ni siquiera para hacerme un arañazo pues compruebo que no sabe ni escribir, y si lo que quiere es guerra pues la va a tener y va a escuchar mi protesta por la injusticia cometida al torero José Luis Moreno hasta la saciedad.
Debo de decirle antes de entrar en ninguna otra consideración que mi apellido primero es González….que heredé con mucha honra de mi padre. Le digo esto para no desorientar a la gente…. que me llamo Rafael González Zubieta. Suponga que yo le llamo a usted Sr. Llergo. En Córdoba dirán y este tío….Llergo… quien coño es…? Le ruego pues, que en adelante me llame por mi nombre completo para que todo el mundo sepa a qué patán, inculto, analfabeto e indocumentado se esta refiriendo usted, Sr. Llergo. También se dirige a mí con el nombre que mis amigos familiarmente utilizan para llamarme: “Zubi”. ¿Quién es usted para llamarme de esa manera? ¿Le he dado yo acaso permiso para hablarme con esa familiaridad? ¿Hemos comido en la misma mesa alguna vez usted yo? Bien, yo le sugiero, que ante su tardía pero demostrada afición al periodismo escrito (o al dictado….) podría usted utilizar en adelante y para que lo conociéramos todos en Córdoba el seudónimo periodístico de “Llergi”, y ya que es aficionado a presidir cosas, organismos e instituciones… incluso podría dejar su actual profesión de platero y solicitarle a nuestro presidente Rodríguez Zapatero, que lo incorporara en algún puesto dirigente de su Gobierno. Estoy seguro que allí haría usted un gran papel, pues muchos más indocumentados que usted, están triunfando en estos días de gloria para este país.
Mire usted… Sr.Llergi, su escrito es un monumento a la ingenuidad, pues comienza usted diciendo que no quiere salpicar con esta guerra que usted y solo usted ha comenzado, al torero José Luis Moreno, en un intento, inconsciente de seguro, de disfrazar la situación, de desviar las miradas hacia usted, hacia mí y hacia los “Cantamañanas”, cuando bajo todo este hipócrita disfraz literario que usted plasma en su lamentable escrito, lo que se esconde es la polémica, la tremenda injusticia y el irremediable daño que le han infligido usted y los “Cantamañanas” al torero. A mi no me tiene que convencer de que José Luis Moreno es una excelente persona y un excelente profesional. Yo también lo conozco personalmente, y profesionalmente le admiró más cosas que las que usted tan hipócritamente ha apuntado: empaque, pureza, arte….bla-bla-blá….y se olvida de los aspectos más importantes de este torero que son el valor, la inmensa y depurada técnica que posee, su sentimiento y su entrega a esta difícil profesión. José Tomas tiene mucho valor…incluso sentimiento, pero de técnica anda más bien flojo ¿no cree? Mira por donde ya le estoy sacando de su ignorancia….y le estoy haciendo un favor a pesar de las cosas tan insultantes que en su despreciable escrito dice sobre mí. A mi me gustan estas guerras dialécticas, créame. Son mi especialidad pues me crié periodísticamente en ellas… Fíjese si me hace feliz que ya estoy deseando leer su respuesta (que la habrá….pues usted Sr. Llergi tiene todavía mucho veneno dentro que escupir). Usted quiere disimular el inmenso daño que los “Cantamañanas” le han causado al torero José Luis Moreno. Un perjuicio que ahora ya… por mucho nos intercambiemos escritos de replica y contrarréplica sobre los “Cantamañanas”… nadie le va a quitar, y esa es precisamente la cuestión, que el escándalo que el jurado del Trofeo Manolete ha causado en esta ciudad va a pasar a la historia por injusto y cruel, con un torero cuyo único pecado es ser humilde y no vivir del cuento del rebufo de la muerte….que es lo que hacen otros. A mi me gustaría que esta polémica (se lo pido por favor Sr. Llergi, no se retire del campo de batalla aún…) se dilatara en el tiempo hasta que llegase la próxima Feria de la Salud. Y lo anhelo por la sencilla razón de que me gustaría que todos cuantos formaron parte de ese jurado paguen su pecado ante la opinión pública, se les caiga la cara de vergüenza día a día durante los 365 días del año, y no vuelvan nunca mas a aceptar ser jurado de nada, pues con su decisión, a la que yo califico de pueblerina y cateta (como su actitud Sr.Llergi), han conseguido desprestigiar ese galardón y hacerle un daño inconmensurable al mejor torero que en estos momentos hay en Córdoba y seguramente uno de los mejores del mundo….y si no….al tiempo.
Ese Trofeo Manolete al que tanto usted defiende con unas y dientes, debe de cambiar de concepción y de estructura, pues tal y como actualmente esta concebido transpira antigüedad, injusticia, tiranía, dictadura, absolutismo y sin lugar a dudas, esta fuera de los tiempos democráticos que vivimos. Despierte ya Sr.Llergi… que estamos en el siglo XXI y que el mundo no se acaba en los términos municipales de Córdoba y su provincia, sino que es un poco mas amplio…créame. Lo que me llama la atención es que un Trofeo como este que es concedido por el Ayuntamiento de Córdoba y que esta concebido bajo unos cánones dictatoriales, anclado en el pasado bajo el prisma del más puro franquismo trasnochado, no haya sido ya modificado, renovado y actualizado. Este galardón no puede estar cerrado al dictamen de 10 sabios (o al menos así los calificaría usted que es tan decimonónico) en una sociedad que es abierta, plural y participativa. Me alucina aun más que un Ayuntamiento regido por un partido que es comunista, no haya reparado en esta circunstancia y haya mantenido intacta su estructura, su organización y su concepción, sin propiciar en él la tan cacareada Participación Ciudadana. Mi propuesta, la que le hice a usted como presidente de la Federación (que tan mal dirige) en mi anterior escrito de defensa a su ataque injustificado, es que este Trofeo Manolete se abra a la afición, que los propios aficionados cordobeses puedan votar al merecedor de este galardón y que no recaiga toda y exclusivamente la responsabilidad en los diez “Cantamañanas” de turno ¿entiende usted de lo que le estoy hablando? Desde mi punto de vista Sr. Llergi, existen ya medios tecnológicos para propiciar que la afición opine, ya sea con encuestas, con votos cibernéticos, con mensajes SMS a un 905….Con las nuevas tecnologías informáticas hay mil medios y maneras de que la gente pueda opinar. Yo propongo que la opinión de la afición cordobesa tenga un valor equitativo a la opinión de los miembros del jurado: un 50% cada parte, jurado y afición. Sería una buena manera de prevenir los escándalos que se vienen sucediendo durante dos años sucesivos con este desdichado premio, y sobre todo seria la solución para evitar mas injusticias como las que llevamos sufriendo. Claro…me hago cargo que usted en estas cosas no piensa como presidente de la Federación Provincial Taurina, porque debe de estar muy ocupado con promocionar la carrera de su hijo o en responderle con escritos insultantes a un profesional de la información y de la comunicación obligado en conciencia a opinar, que no puede entender de toros porque ni es padre de torero, ni es propiamente torero, ni banderillero, ni ganadero….ni veterinario…ni presidente de la Federación Provincial Taurina… ¡Ay Sr.Llergi….Sr.Llergi….qué mala cabeza tiene usted….y en qué jardines se mete sin necesidad….!
Por último me habla usted de moral… de principios éticos… y le quiero decir una cosa que al parecer usted pasa por alto: que en cualquier parcela de esta vida donde se presida o se mande, no se puede ser juez y parte. Es mas… es que no esta bien ser juez y parte. Que usted esta presidiendo una institución que debería de haberse pronunciado en mas de una ocasión y no lo han hecho. Que deberían de haber adoptado una postura clara sobre este y otros escándalos que están ocurriendo en Córdoba en el mundo taurino y no lo han hecho (por la Federación que usted preside hacer… lo que se dice hacer hacen bien poco o nada, a nos ser figurar socialmente). Que todos sabemos que usted es el padre de un matador de toros y no se puede presidir una institución teniendo que defender en muchas ocasiones unos intereses paternales, de todos comprensibles, que están en contraposición con ese sillón que ocupa. Le pido por tanto que, por motivos precisamente éticos y de dignidad, dimita, se vaya y se ocupe de su platería. De lo contrario vive usted instalado permanentemente en el ámbito del umbral de la negra sospecha, y eso… sin yo acusarle a usted de nada en concreto, es algo irreconciliable. Y como bien dice usted Sr. Llergi en el escrito que ha dictado, quiero terminar con humor: “Zapatero a tus zapatos” y….para concluir sólo dos cosas: por favor dimita y váyase a su casa y se guarda sus principios éticos donde pueda. Y la otra cosa es un ruego: respóndame por favor… a ver si llegamos con este toma y daca hasta el mes de mayo, manteniendo así viva la llama de la polémica y la discordia. ¡Que todo sea en aras de nuestra mutua admiración al torero José Luis Moreno….hombre ¡.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
EspaInfo: buscador de España