A nuestros lectores...

Mano a Mano se ha enriquecido, hoy presentamos gustosos a nuestra nueva pluma: Pedro Julio Jiménez Villaseñor, esperamos que sea de su agrado y lo disfruten tanto como nosotros.



Un olé para todos.



Pasifae y El Zubi

martes, 19 de enero de 2010

CURIOSIDADES TAURINAS... FECHAS


Por Pedro Julio Jiménez Villaseñor

Fue en la plaza de Orizaba, Veracruz, un 25 de enero de 1946, alternando con Manuel Rodríguez, “Manolete”, y Fermín Rivera, cuando el bien llamado “Poeta del Toreo”, don Alfonso Ramírez Alonso, “El Calesero”, hizo que los compases de nuestro Himno Nacional se escucharan en dicho coso. La emoción que despertó en el músico director de la banda fue la causa de la falta de respeto, misma que dijo en la comisaría la repetiría de volver a ver faena tan sublime.
Por cierto que don Alfonso siempre se sintió orgulloso de haber nacido en el barrio de “El Encino”, también llamado como “La Tríana” de México, al sur de la ciudad de Aguascalientes y tan solo seis, siete cuadras del centro, lugar por aquellos años lleno de huertas y enormes casas, irónicamente fue un toro de “Mimiahuápam” el que le infirió siete cornadas en aciaga tarde en “El Progreso” de Guadalajara y de nombre... “Trianero”. Esto hizo quedar mal a “El Guerra” por lo de su famosa frase... “A los toreros se les sale el miedo por los hoyos de las cornadas”.

En el coso de “Las Ventas” de Madrid, y en 1935, resultó herido el novillero Félix Almagro, primero en la historia de esa plaza, años después, el mismo novillero sería el primer muerto por asta de toro en el ruedo venteño. Sin embargo...
El 18 de mayo de 1941, un toro de “Concha y Sierra”, hiere mortalmente en el pecho al diestro Pascual Márquez. Es el único matador de toros muerto en la plaza de “Las Ventas”.
El mismo ruedo fue recorrido un 31 de Julio de 1955 por un picador de la cuadrilla nacido en el barrio bravo de Tepito, Jaime Bravo, Sixto Vázquez. Esto se da gracias al excelente quehacer del montado mexicano, primera vuelta al ruedo en plaza tan bien valorada por todos.

Fue un 16 de febrero de 1975 cuando Antonio Lomelín se encontró con “Bermejo”, de “Xajay”, que le descubrió el paquete intestinal al intentar poner un par de banderillas “al cambio”. Antonio, con etiqueta de valiente, me contó cierta tarde que... “Toreaba en Barcelona, Manuel del Pozo, “Rayito”, que me apoderaba en España, regresó del sorteo y me informó que me había tocado el toro mas chico de la corrida y saldría en primer lugar de mi lote, tranquilo me vestí y llegue a la plaza, ahí volví a la realidad cuando se anunció la salida “del mas chico”, pesaba 620 kilos”. En la plaza “México” actuó 40 tardes, cortando 16 orejas y dos rabos e indultó a un toro de “San Martín” el 25 de mayo de 1982.

Era “Ayala” el toro bautizado como “Buen Mozo”, que en la temporada del año de 1960, en “El Toreo de Cuatro Caminos”, infirió grave cornada a Carlos Vera, “Cañitas”, a causa de la cual hubo de amputársele la pierna derecha al valiente torero.

Leemos y releemos esas viejas revistas taurinas para nosotros invaluables, verdaderos tesoros para acordarnos de lo que escuchábamos a nuestros mayores. No negamos que hay momentos que cerrando los ojos soñamos e imaginamos las gestas de nuestros antepasados, de esos toreros que amaban su profesión, que las cornadas y malos ratos parecían unas verdaderas podas a su carácter.
El ejemplo palpable es nuestro paisano, “Calesero”, las cornadas de “Trianero” fueron en el ecuador de su vida profesional y eso es admirable. Mucho se hablaba de un supuesto romance entre él y el miedo y sin embargo don Alfonso escribió posteriores gloriosas páginas que aderezó con clase y arte. Ya les continuaremos compartiendo estos recuerdos, estos datos, estas historias tan impregnadas de celos, de envida por no haberlas vivido... Nos Vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
EspaInfo: buscador de España