A nuestros lectores...

Mano a Mano se ha enriquecido, hoy presentamos gustosos a nuestra nueva pluma: Pedro Julio Jiménez Villaseñor, esperamos que sea de su agrado y lo disfruten tanto como nosotros.



Un olé para todos.



Pasifae y El Zubi

domingo, 25 de abril de 2010

SEVILLA: ¡ATENCIÓN…SE BUSCA TORO BRAVO!


Sábado  24 de abril. 16ª de Feria. Plaza de la Maestranza: cartel de no hay billetes. Se lidiaron 7 toros de la ganadería de Torrestrella (encaste Juan Pedro Domecq con Núñez). Hubo que lidiar un sobrero al lesionarse el 5º de la tarde.   La corrida estuvo presentada de manera irregular. Toros con escasa fuerza, casta y bravura. Abrieron plaza: Manuel Díaz “El Cordobés” (aplausos y aplausos), Francisco Rivera Ordoñez (aplausos y silencio) y David Fandila “El Fandi”(aplausos y saludo desde el tercio y fuerte ovación y saludo desde el tercio ).Presidió el festejo Francisco teja Delgado.
Por El Zubi
Lo de ayer fue un espectáculo circense más que una corrida de toros. Parece mentira que este empresario “tuerce botas”, de nombre Canorea, haya programado para la Feria de Abril,  en unas de las principales plazas del mundo como es la Maestranza de Sevilla, una corrida de toros propia de los carteles de cualquier feria de pueblo de Andalucía. La típica corrida que podemos ver en Estepa, en Lucena, Cabra, Ubrique, Linares… Un espectáculo casi circense programado para que el populacho se divierta durante sus fiestas patronales con sus toreros mediáticos mas famosos, algunos de ellos mas conocidos por sus faenas de bragueta que por las realizadas con la muleta… pero esto es lo que hay… y a mamar sin remedio.  Ya es grave que sigan trayendo a Sevilla corridas de toros del “monoencaste”  Juan Pedro Domecq, que parece ser que esta metido en el noventa por ciento de las ganaderías españolas. Y ya se sabe…ves una corrida y ves todas… pues los toros son todos por el estilo: noblones, faltos de fuerza, de casta,  de raza y de bravura. Con más tardes como esta, como la de ayer, como la de antes de ayer  y demás días de la Feria de Abril, es que se le quitan a uno las ganas de pisar mas una plaza de toros en su vida. Habría que poner por cada esquina de la Maestranza de Caballería carteles con el lema: “¡ATENCIÓN…SE BUSCA TORO BRAVO! Se premiará a quien lo encuentre y lo traiga aquí”. En fin que los que somos aficionados a la Fiesta y la amamos profundamente, debemos de tener claro que los verdaderos enemigos de ella no son los antitaurinos-nacionalistas-catalanes-ecologistas, sino los empresarios sin escrúpulos, los ganaderos peseteros y los toreros paniaguados que se prestan a torear a “cabras” como  las que ayer se lidiaron en la Maestranza de Sevilla en vez de toros bravos de verdad. Lo único que valió la pena de toda la tarde fueron los pares de banderillas de El Fandi, sobre todo a su segundo toro, donde se jugó la vida en varias ocasiones, así como en su inesperada faena de muleta. Demostró que él si que es un torero con casta.
La cosa se inició con Manuel Díaz “El Cordobés”, un personaje mediático y televisivo que no tiene nada que decir actualmente en el mundo de la Fiesta, y que es propio de las ferias de los pueblos de España porque los públicos en los tendidos, disfrutan con su desparpajo, atrevimiento y su capacidad comunicativa con los tendidos. En fin que es una buena persona… incluso divertida, pero no es un torero para una Feria de Sevilla. El primer toro que le echaron por toriles se llamaba “Cabrito”… fíjense ustedes que premonición, hijo de la vaca “Cabra” y como era una cabrita pues perdía las manos de salida  porque estaba justito de fuerzas. Fue un toro noblón, tontorrón y flojeras, un toro “gili” sin clase ni casta ninguna pues no transmitía absolutamente nada. “El Cordobés”  vino a Sevilla dispuesto a sacar del muestrario su repertorio de atropellos, enganchones, saltos de la rana y otras locuras que tanto gustan a los públicos que acuden a verlo, pero es que el toro no se prestaba ni a eso siquiera. No obstante el torero no perdió la sonrisa en toda la tarde, ni sus miradas de complicidad al respetable que eran muy aplaudidas. Despachó al cabrito de una estocada en todo lo alto. Aplausos. Hizo el mismo intento de agradar a su público con su segundo toro, pero era un clon del primero: otra cabra llamada “Ganador” que perdió las manos en el caballo. El torero mira a los tendidos y sonriendo menea la cabeza como diciendo: “me cachis… que mala suerte estoy teniendo con las cabras estas”  y el público de ayer, que fue a la Maestranza pensando que era el Circo Mundial que hay en el Ferial, pues lo aplaudía y todo, porque el torero es que es muy simpático. Tampoco en esta ocasión pudo hacer el salto de la rana para el disfrute de sus seguidores ayer en esta plaza. Dio un pinchazo sin soltar y estocada en todo lo alto. Aplausos.
Francisco Rivera Ordoñez  tampoco tuvo suerte con su lote. Él es otro torero mediático, guapo y televisivo, famoso por sus amores y desamores con las mujeres más guapas y más hermosas de España y parte del extranjero… y tampoco tiene ya mucho que aportar a la Fiesta de los Toros en estos momentos. Es posible que la gran influencia que su ex suegra y leal admiradora, la Duquesa de Alba tiene aun en la sociedad sevillana,  haya influido para que el empresario lo metiera con calzador en este cartel de feriantes populacheros. De otra manera no se puede entender como lo han podido incluir  en un cartel de farolillos de la Feria de Abril de Sevilla. El único que faltaba para completar el cartel es Jesulín de Ubrique…menos mal que no llegaron a un acuerdo cuando elaboraban este cartel, pues de haber habido acuerdo los llevan a los tres a hacer una turné por Rusia y por ahí donde hace tanto frio. Rivera Ordoñez a su primer toro le dio pases sueltos por la derecha y por izquierda, pero no llegó a crear ni un atisbo del concepto que debe de tener una faena compacta de ligazón. El toro desde luego no se prestaba para muchos trotes pues como quedó dicho anteriormente, era cabra y no toro. Visto lo visto, Fran Rivera lo mandó al otro mundo de dos pinchazos y estocada. Fue muy aplaudido por el público… ignoro la razón (tal vez por guapo), pero así fue. A su segundo como se lesionó, lo mandaron sin torear al desolladero y sacaron al sobrero de nombre “Gondolero” que también se volteó al meter los cuernos en el albero y se hizo un daño horrible en los riñones. Fran veía que la tarde se le iba sin haber dado palo al agua, y decidió poner banderillas. Cuando apareció con los palos se arrancó la banda de música. Desde que se fue el Maestro Tristán padre, ya le tocan la música en esta plaza hasta al torilero, que se llama de apellido Bohórquez, pues esta visto que las prioridades musicales se ajustan ahora por el apellido. Puso tres pares sin pena ni gloria, o mejor dicho con pena pues teniendo al lado al monstruo de los rehileteros que es El Fandi, lo suyo fue un inmenso atrevimiento y un gran error. No obstante, como el público había ido al circo a divertirse, pues aplaudieron muchísimo el gesto del nieto de Ordoñez. Cuando cogió la muleta para torear el toro le dijo a Fran que no era toro, que era cabra disfrazada de lagarterana, pues se aculó en tablas y le dijo al torero que se fuera a la feria. Vamos un toro, este “Gondolero”, que no valía un duro. Se echó y todo al lado de las tablas cuando intentaba torearlo, como diciendo aquella frase de Santa Teresa: “vivo sin vivir en mi…” y nadie protestaba ayer en la plaza, y juro que no se por qué.  En un descuido de la cabra, el torero la mató de una estocada certera y todos descansamos. Hubo algunos sectores de los tendidos que aplaudían con timidez (por guapo…ya digo), pero la inmensa mayoría de la plaza optó por guardar silencio. Los silencios de la Maestranza….
David Fandila “El Fandi” mostró ayer en la Maestranza que en lo suyo es el número uno mundial. Que  no hay torero en el mundo que coloque los garapullos con mas riesgo y dando mas espectáculo que él. Lo mejor de este torero es que además torea muy bien a la verónica y con la muleta es honesto y firme delante de los toros. Al primero de su lote lo templó muy bien a la verónica en el tercio cerca de las tablas. Lo llevó al caballo de forma muy torera, galleando con chicuelinas. Puso tres pares de banderillas extraordinarias y llenas de emoción… y logró despertar a todo el público que había ido al circo y se vio de pronto, por arte de magia potagia… en una plaza de toros viendo a El Fandi poniendo banderillas estupendamente bien. El toro galopaba bien aunque no tenía ninguna clase, y en la muleta le ganó la partida al torero granadino  pues logró desarmarlo dos veces, por la derecha y por la izquierda.  Le dio un mete-y-saca o “sartenazo” que logró que el público le perdonase por la contundente estocada que le a continuación dio al toro, que cayó al albero patas arriba. Fue muy aplaudido y tuvo que saludar desde el tercio. Su segundo toro, de nombre “Toledano”,  negro burraco de 545 kilos, seguramente fue el único toro salvable de esta corrida incapaz e infumable. El granadino lo recibió a la verónica, entró dos veces al caballo y le puso cuatro pares de banderillas que puso a toda la plaza de pié, pues se jugo literalmente la vida arriesgando lo indecible. Un gesto propio de un gran torero como sin duda es El Fandi, que en el futuro debería de evitar las malas compañías pues al final solo le van a perjudicar. El toro era muy rebrincado pero galopaba,  repetía con ahínco y embestía. Le dio dos tandas muy buenas por la derecha con el trapo pegadito a la cara para que repitiera. Pon la izquierda el toro repetía pero sin humillar, aunque lo templó muy bien al no permitir que le tocara el engaño. Poco a Poco David Fandila fue hilvanado una faena inesperada, labrada  a base de firmeza ante la cara de un toro que tuvo su dificultad y que el  torero supo entender jugándose en varias ocasiones la vida. Lastima que falló con la espada, pues dio un pinchazo hondo y le dieron un primer aviso ya que su faena fue larga y trabajada. Lo mató finalmente de una estocada en todo lo alto fulminante. El público ovacionó con fuerza a El Fandi, pues con su esfuerzo los despertó del sopor del circo de los payasos y equilibristas, y los devolvió a una plaza de toros. Tuvo que saludar desde el terció con toda la plaza en pie. Algo es algo. Al menos ayer vimos a un torero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
EspaInfo: buscador de España