A nuestros lectores...

Mano a Mano se ha enriquecido, hoy presentamos gustosos a nuestra nueva pluma: Pedro Julio Jiménez Villaseñor, esperamos que sea de su agrado y lo disfruten tanto como nosotros.



Un olé para todos.



Pasifae y El Zubi

domingo, 8 de mayo de 2011

SEVILLA 14ª DE FERIA: CURRO DÍAZ RESULTO CORNEADO EN LA PANTORRILLA EN EL QUINTO DE LA TARDE


Sevilla. Sábado 7 de mayo. 14ª de Feria. Plaza de la Maestranza: Casi tres cuartos de entrada. Tarde agradable con algo de  viento. Se lidiaron 6 toros de la ganadería de Manuel González Sánchez-Dalp (encaste Núñez con Domecq). Corrida de desigual presentación, sin casta, ni raza, ni clase. Abrieron plaza: Juan Mora (palmas y palmas). Curro Díaz (ovación y ovación tras cornada) y David Fandila “El Fandi (ovación y palmas). Presidió el festejo Anabel Moreno Muela.
Por Rafael GONZALEZ ZUBIETA
El torero Curro Díaz resultó corneado ayer en la Maestranza mientras toreaba al quinto de la tarde. Fue el toro “Bejarano”, un castaño meano sin clase ni casta al que estaba logrando desengañarlo con la izquierda a base de naturales buenos y hondos, que a la postre serían tal vez de lo mejor de la tarde. El toro no engañó a nadie pues de salida mostró que no tenía casta ninguna. Desmontó de un arreón al picador y en banderillas era reservón con mala leche pues esperaba a todo lo que se le acercara para echarle mano. No tenía a penas transmisión y soseaba hasta el hastío. El torero lo fue metiendo en el canasto a base de medios muletazos. Logró darle una primera tanda de naturales muy buena. En la segunda tanda parecía que lo tenía ya desengañado y podría hacer carrera con él, pero fue cuando ocurrió el percance. A la salida de un natural se revolvió y logró engancharlo por la pantorrilla derecha a la altura de los machos, atravesándole el músculo gemelo. A Curro Díaz lo operaron en la enfermería de la plaza y la cornada aunque aparatosa por la abundante sangre que brotaba, parece que no reviste gravedad, aunque si que mantendrá unos días al torero en el dique seco. Su primer toro fue muy ancho de cuerna y se paraba mucho en el capote mugiendo constantemente porque no le gustaba que lo torearan. En el fondo todo lo que hacía era igual que hicieron todos sus hermanos de camada, falta de casta, falta de fijeza, perdía las manos y no se empleó para nada en el caballo.
En el terció de banderillas Manolo Monteliú puso dos pares de antología, pues hizo la suerte aproximándose con paso decidido al toro con los palos en la mano y arrancándose a pocos metros del toro para colocarle los palos de manera espectacular en todo lo alto. Tuvo que saludar montera en mano a la fuerte ovación del público. A este toro Curro Díaz le hizo todo cuanto buenamente pudo, pero no era este precisamente un toro de lucimiento ni de triunfo, pues no transmitía emoción y sí mucho aburrimiento, como el que tuvieron que pasar todos los espectadores que ayer se dieron cita en el coso del Baratillo, pues a pesar de ser una corrida de farolillos parecía el santo entierro, por los bostezos y las caras de tristeza que allí se vieron.
Lo cierto es que sobre el papel la corrida era atractiva por los reencuentros, pues Juan Mora volvía a la Maestranza después de once años de ausencia y también la ganadería de Manolo González Sánchez-Dalp que llevaba siete años sin anunciarse en la Feria. Pero todo fue un espejismo, pues resultó ser una tarde de toros aburridísima y cabreante ya que los toros adolecieron todos de casta, de raza y de clase. Eso si casi todos ellos era cornalones y playerones. En concreto el segundo en lidia de Juan Mora de nombre “Buscalíos”, era un colorao bragao muy ancho de sienes que parecía un taxi con las puertas abiertas, pero luego careció de fijeza, de movilidad y de raza. Juan Mora volvía a la Maestranza después de 11 años con una gran ilusión y ganas. Un torero veterano con 49 abriles en el esportón, de los que gusta verlo torear. Juan Mora acostumbra a montar la muleta con la espada de verdad desde el principio, y en su primer toro nos sorprendió a todos, pues después de hacer una faena aseada aunque aburrida y anodina, dio un trincherazo al bicho cerca de las tablas y lo mató sin avisar de una gran estocada que sorprendió al respetable pues no dejó a todos con la boca abierta. De nada le sirvió, pues el tercero de su cuadrilla se lo levantó con la puntilla y hubo de descabellar cinco veces.
Su segundo toro no tenía clase ninguna. Ya lo he dicho antes… muchos cuernos y ya está. Le costó recibirlo a la verónica pues “Buscalíos”  se quedó parado en toriles mirando al público encampanao. Juan que tenía muchas ganas de agradar brindó al público sabiendo que lo que tenía delante era un marrajo. Se puso a torearlo de entrada dándole dos tandas cortas con la derecha que evidenciaban la falta de clase del bicho. Con la izquierda iba todavía peor pues dio continuos enganchones por los cabezazos de protesta que daba a la salida del encuentro, ya con una embestida descompuesta. Total que lo mandó al otro mundo de una certera estocada. El torero después de despedirse del público se llevó en la montera un puñado de albero de la Maestranza.
David Fandila “El Fandi” estuvo espectacular en banderillas en su primero. Durante toda su lidia estuvo por encima del toro, pero es que en la suerte que él domina, la de las banderillas, demostró una vez mas que es el número uno del mundo. Un auténtico atleta. El toro al final de la faena hizo amago de querer irse a casa y fue cuando Fandila cogió el estoque y lo mandó a dormir el sueño eterno. Su segundo toro no era bueno ni siquiera para las banderillas. Con la muleta se quedaba corto y no le dejó al torero más opción que mandarlo al otro mundo de un estoconazo. En fin…una tarde para olvidar: aburrida, triste y algo desagradable por la cornada a Curro Díaz, que le obligará a recuperarse pronto ya que  tendrá que estar operativo para dentro de ocho días en Madrid, en la Feria de San Isidro. 
Parte facultativo de Curro Díaz: «Herida incisa por asta de toro en cara exterior tercio superior de la pierna derecha con dos trayectorias, una de siete centímetros hacia arriba que rompe el peroné en su tercio superior, y otra trayectoria hacia abajo de 15 centímetros de extensión que rompe fibras musculares del grupo tibial y los gemelos, con desgarro del paquete venoso tibial. Se procede a reducción y cerclaje con material reabsorbible de la fractura. Se suturan los grupos musculares con colocación de drenaje y férula de yeso para contención de la fractura. Pronóstico grave».
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
EspaInfo: buscador de España